Encargos

Encargos

Se asustó cuando tocaron la puerta, salió desnudo de
su cuarto y antes de abrir preguntó quién era.

—Yo, Padre —dijo
la prostituta.

El Premio

El autor galardonado regresó a casa con algo de
comer.

—Toma […] Leer más…

Satanás

Engaño y manipulo a mi antojo.

Me es tan fácil que se convirtió
en un hábito.

Lo comencé con una manzana.

César Enrique Orozco Orozco

Preparatoria Regional de Arandas, módulo San Ignacio Cerro Gordo